Tag Archives: entrevista

Carol Di Girolamo: pasión por transformar la sociedad

Carol Di Girolamo estudió psicología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), es fundadora de Volunteermap y colaboradora en el programa A buenas horas solidarias de Radio Intereconomía. Actualmente enfoca su vida a transformar la sociedad a través de proyectos de voluntariado que impulsa desde su plataforma. Nos habla de su proyecto, de ser feliz y de cambiar el mundo.

Carol Di Girolamo en un momento durante la entrevista

¿Por qué esa manera de enfocar tu vida, Carol?

«Para mí es muy importante la responsabilidad social que tenemos las personas a la hora de cambiar el mundo. A veces creemos que lo que podemos aportar nosotros es muy poquito, sin embargo, hay personas que con un solo acto han influido a los demás y han cambiado el mundo».

Carol está dispuesta a cambiarlo. Es el prototipo de mujer impasible ante la adversidad e incombustible ante las dificultades. Una emprendedora nata que creó en 2015 Volunteermap. Un movimiento, —como apunta su página oficial— “para continuar tendiendo puentes entre todas las personas que están buscando sumarse a un movimiento que hará historia en la interconexión humana”. Y Carol, con el tiempo, está haciendo historia. Ahora el movimiento se ha convertido en una ONG de Cooperación Internacional, pero con un factor diferenciador: su trabajo se basa en empoderar a otras organizaciones locales que ya existen sobre el terreno ofreciéndoles las herramientas que necesitan para poder seguir desarrollándose.

Carol cuenta, además, con un altavoz radiofónico para potenciar el trabajo de las organizaciones «trabajar en un proyecto en la radio en el cual podemos presentar a personas que están cambiando el mundo como nosotros es algo maravillo e ilusionante porque nos permite descubrir cada día nuevas historias transformadoras de la sociedad”.

Carol Di Girolamo en el programa A buenas horas donde colabora | Foto: Instagram @caroladigi

Carol derrocha alegría, motivación y sobre todo ilusión por transformar la sociedad y, además, nos da algunas claves para ser felices «hay gente que habla de forma pesimista de cómo es la sociedad hoy, de los problemas, etc., pero, sin embargo, creo que soy una persona feliz porque me rodeo de gente que cree todo lo contrario. De gente que actúa, que cree tiene responsabilidad y que realmente llega, cambia y trasciende».

Sus palabras nos recuerdan que la felicidad plena queda lejos de la autogratificación o el hedonismo efímero. Así lo afirman numerosos estudios como los dirigidos por Steve Cole, profesor de Medicina y Psiquiatría de la Universidad de California en Los Ángeles: “Sé feliz: tus genes pueden agrederte por ello” Y si Cole no se equivoca, los genes de Carol debe tener un perfil de expresión génica muy favorable en sus células inmunitarias por lo que además, la felicidad que desprende Carol es del tipo más saludable.

Carol, la fundadora, con un niño que conoció en uno de sus viajes a Uganda | Foto: Volunteermap

Pero la felicidad de Carol va más allá de ella misma con un propósito claro en la vida «Creo que la felicidad del ser humano radica en eso, en hacer cosas buenas por nosotros y por los demás. Al final encontramos que el sentido de la vida está en ayudar y en formar parte de esta cadena que cada vez se ve más en esta sociedad actual». Y Carol tiene muy claro donde enfocar su vida, «al final yo creo que he encontrando el sentido de mi vida en la cooperación, en el voluntariado y en comunicarlo». Y es que trabajar realmente en cooperación tiene mucho de ser feliz aportando valor a la sociedad y en ese dar más que en recibir puede estar otra de las claves. El Dr. Martin Seligman, precursor de la Psicología Positiva moderna y profesor de la Universidad de Pensilvania, habla de tres niveles de Felicidad. Es precisamente en el segundo nivel donde resalta la vida comprometida y en el tercer nivel donde debemos buscar el sentido más allá de uno mismo.

Le preguntamos a Carol si todos podemos tenemos la capacidad de aportar a la sociedad «No importa donde nazcas, no importa las capacidad que tengas como persona, porque tú tienes algo que ninguna otra persona tiene, y lo que tú tienes es la posibilidad de hacer algo que impacte en la sociedad y que cambie el mundo».

Carol (a la derecha) con una camiseta de Volunteermap | Foto Facebook Volunteermap

Podemos escuchar a Carol en el programa A buenas horas dirigido por el periodista Miguel Angel Pastor, los miércoles a través de la 107.1 FM (València). Y muy activa en las redes sociales donde seguir sus proyectos de cooperación al desarrollo ligados principalmente al territorio africano.

Nosotros nos quedamos con la última reflexión que nos dejó en esta motivadora entrevista: «Este mundo es lo que es gracias a las aportaciones de millones de personas antes de estar nosotros aquí. Eso es un poder que tenemos los seres humanos y yo creo que hay que alzar la voz e ir a por ello».

Eladio Seco: “Manos Unidas desaparecerá el día que no haya hambre en el mundo”

Por Yolanda Menadas | Fotografías de Ana Enguídanos Baena Fotografía cover del artículo Icíar de la Peña para Manos Unidas

Eladio Seco firma como Delegado de Manos Unidas Valencia pero ante todo, es un voluntario más. La ONGD de la Iglesia Católica lleva 60 años trabajando para apoyar a los pueblos del Sur en su desarrollo y en la sensibilización de la población española. Y luchar para conseguir mejorar la vida de los demás, merece un reconocimiento. El último, el Premio ABC Solidario por su programa de “desarrollo comunitario y de la mujer de Barabanki”, un grupo de 30 aldeas rurales situadas al norte de la India, un país al que destinan una quinta parte de su presupuesto.

Le entrevistamos junta a la Catedral, donde se cruzan los restos arqueológicos de la ciudad romana, visigoda y árabe. Tras la conquista cristiana, en la Baja Edad Media, se levantó la Almoina, que da nombre al edificio destinado a la manutención de los más desfavorecidos. En el siglo XXI, se mantienen las desigualdades. Sólo en 2016, Manos Unidas destinó casi 40 millones de euros a la lucha contra el hambre.

Eladio Seco | Fotografía Ana Enguídanos Baena

Eladio Seco | Fotografía Ana Enguídanos Baena

¿Cuáles han sido los mayores logros de Manos Unidas conseguidos esta temporada?

Nuestra campaña de este año se centra en el lema “El Mundo no necesita más comida, necesita más gente comprometida”. Nos basamos en la idea de que un 30% de los alimentos que se producen se pierden. Con esos alimentos, que entre todos tiramos a la basura, se podría alimentar casi a 800 millones de personas que pasan hambre en el mundo de manera habitual. El logro es la sensibilización, ya que se dirige a todos los estratos de la sociedad, desde los productores de alimentos hasta los consumidores, que somos los que más tiramos. La campaña ha tenido muy buena acogida y estamos muy satisfechos porque ha habido mucho eco en todas las publicaciones nacionales y extranjeras y creo que ha sido un acierto plantear ese lema. Además, hay más de 600 proyectos que se van realizando durante el año. Todos ellos centrados en los cinco tipos fundamentales: la educación, la sanidad, el medio ambiente, la agricultura y el apoyo a la mujer. Todos los años se revisan los países de acuerdo con su situación económica y sus necesidades para decidir cuáles están incluidas en nuestra oferta y cuáles no.

¿En qué países habéis actuado este año?

Hemos actuado en más de 60 países, aunque el país más importante tradicionalmente siempre es la India, donde se hacen anualmente alrededor de 100 proyectos. Casi una quinta parte de los que hacemos en todo el mundo. Y después, por continentes, estaría África. Allí, hemos financiado 273 proyectos de desarrollo durante el 2016. Además, para combatir el hambre, trabajamos en dar una respuesta a la hambruna y a la emergencia alimentaria en Sudán del Sur y el cuerno de África. En este caso, son proyectos específicos que no son de desarrollo porque lo único que estamos tratando es procurar que la gente no se muera de hambre. Después, trataremos que obtengan un medio de vida adecuado, pero lo principal es que no mueran de hambre. Además, Manos Unidas está apoyando todas las campañas relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Durante los últimos nueve años, cada campaña anual se centraba en uno de los objetivos del milenio y desde 2015, en los ODS.

Eladio Seco | Fotografía Ana Enguídanos Baena

Eladio Seco | Fotografía Ana Enguídanos Baena

¿A qué retos se enfrenta Manos Unidas en los próximos años?

Lo más importante ahora es sensibilizar. En la campaña de desperdicio de alimento, tenemos que contar con todos nuestros conciudadanos, tenemos que hacerles ver que no podemos comprar más de lo que necesitamos. Por otra parte, exigimos de manera permanente a las autoridades que sean conscientes que sin el apoyo de los estados, esto no se puede resolver. De nuestros ingresos anuales, que están alrededor de 45 o 50 millones de euros, solamente recibimos de ayuda oficial un 8%, el resto es ayuda privada. Eso debería de cambiar. Afortunadamente, nosotros tenemos un gran apoyo de los ciudadanos y con eso podemos seguir adelante.

En cuanto a la campaña, aún no hemos anunciado la del año que viene, pero estará en la misma línea: la solidaridad. No podemos quedarnos satisfechos con lo que tenemos, sabiendo de la cantidad de gente que está pasando hambre, en la miseria, que no tiene educación, que no tiene sanidad. Y hay que ser responsables, hay que comprometerse y hay que compartir. Ése va a ser el lema del año que viene.

Hablábamos antes del apoyo ciudadano, el equipo de Manos Unidas está formado por socios, voluntarios… ¿Qué papel juega el sector privado y la sociedad civil?

Los socios y donantes tienen un papel muy importante. Un 26% de nuestros ingresos proceden de la colecta que realiza Manos Unidas una vez al año. Y más de un 40% procede de socios y donantes. Eso desde el punto de vista económico y desde el punto de vista de apoyo, somos una asociación de voluntarios. Somos todos voluntarios, excepto algunas personas que por su puesto necesitan una dedicación que un voluntario no puede cubrir. Y todas las personas que tienen una posición de dirección han de ser obligatoriamente voluntarios. Manos Unidas no podría existir sino fuera por los voluntarios. Tampoco viviría sin los socios, que nos aportan su ayuda económica. Al final, es la sociedad, con sus donativos y el voluntariado, la que hace que podamos cumplir nuestros objetivos. De ahí la importancia de la sensibilización, para que eso siga, no solo en su día a día, sino para que Manos Unidas continúe creciendo y podamos hacer, cada vez, más proyectos y ayudar al desarrollo de los países más pobres.

En estos momentos, todos los países son países en desarrollo sostenible y el fin último es conseguir cumplir los 17 objetivos. Según el Índice de los ODS, España ocupa el puesto número 30 de un total de 149 países comprometidos con estos objetivos y de los 17 objetivos, nuestro país solo aprueba en igualdad de género, de momento. Según su opinión, ¿qué medidas se han tomado para conseguirlo?

España lleva muchos años luchando por la igualdad entre el hombre y la mujer y se ha avanzado muchísimo. No me extraña que sea el objetivo que cumplimos. Y estoy muy orgulloso y satisfecho de ello. Otra cosa es que se cumpla en los países donde Manos Unidas actúa, por eso nosotros seguimos insistiendo. Pero no puede cumplirse él solo, si los otros no se cumplen. Y lo mismo puede ocurrir en España, es decir, aquí sigue habiendo hambre y miseria y no podemos olvidarlo. Hay que cumplir los 17 objetivos para que de verdad avance el desarrollo y nos sintamos satisfechos por estar haciendo algo de cara al 2030. Es una pena que sea el único que se cumple, de aquí a 2030, a lo mejor conseguimos cumplir alguno más, es nuestro deseo y es lo que vamos a intentar.

Eladio Seco | Fotografía Ana Enguídanos Baena

Eladio Seco | Fotografía Ana Enguídanos Baena

En España, los peor parados son los objetivos que tienen que ver con el empleo, la investigación, el reciclaje de residuos municipales, la biodiversidad o la ayuda al desarrollo. ¿En qué tipo de medidas los gobiernos deberían hacer hincapié?

Los organismos deben hacer hincapié en todos los ODS para poder cumplir la Agenda2030. E insistir, sobre todo, en la pobreza cero, que es el objetivo 1, y la lucha contra el hambre. Eso son los objetivos que Manos Unidas tiene como bandera, por los que pelea y lucha cada año en todas sus campañas. Y, por otro lado, hay otro muy importante que es el apoyo a la agricultura y al pequeño agricultor. Consideramos que es importante porque es una forma de aumentar la productividad y que no se desperdicie tanto alimento como desperdiciamos.

Si ahora cerráramos los ojos y al abrirlos estuviéramos en 2030, ¿qué le gustaría encontrarse?

Me gustaría encontrar todos los objetivos cumplidos, con todas sus metas, pero me temo que no va a ser así. En fin, trabajamos para que sea posible.